Bombillos Ahorradores

Bombillos ahorradores son una solución ecológica


Los bombillos ahorradores se han convertido en uno de los artículos eléctricos más solicitados por los usuarios y usuarias venezolanos, en virtud de sus beneficios para el uso eficiente de la energía, cuyo factor se refleja notablemente en la factura del servicio, además de su aporte ecológico enfrentando el calentamiento global. Estas luminarias forman parte del adelanto tecnológico que el Gobierno Bolivariano de Venezuela y Corpoelec, Empresa Eléctrica Socialista, llevan a cabo con la finalidad de promover el ahorro de energía en el país.

Estos bombillos, utilizan un 80% menos de energía, (Motivado a que producen menos calor) y pueden durar hasta 12 veces más, ahorrando energía y por ende minimizan el monto de la factura por consumo eléctrico. Tienen una vida útil promedio de tres años, no emiten calor, no atraen insectos, su luminosidad es de mayor aceptación para la población y son un importante aliado para crear conciencia sobre la eficiencia energética.

El Uso Racional y Eficiente de la Energía se ha convertido en política de Estado, ya que hoy somos conscientes de la importancia de generar un cambio cultural en todos los venezolanos y venezolanas, en la forma como usamos nuestros recursos. Es por ello que apuntamos algunos consejos para ahorrar energía.

Al encender los bombillos ahorradores

Estos bombillos encienden como un tubo fluorescente, por eso tiene la base tan voluminosa y pesada, es por ello, que si se enciende y apaga repetidas veces, se puede quemar el circuito interno que existe en el interior de la base.

No olvides reciclar concientemente

La clave del manejo integral, al finalizar la vida útil del bombillo ahorrador, es asegurar que no se quiebren y se efectúe el correcto mecanismo al ser desechado.

Uno de sus inconvenientes radica en las pequeñas cantidades de mercurio que posee, estos bombillos deben reciclarse convenientemente, depositándolos en lugares adecuados. No se pueden tirar a la basura ni ser utilizado en le proceso de reciclado de vidrio.

No se deben embalar amontonados en bolsas plásticas, ya que son frágiles y pudieran quebrarse.

¿Cómo retirar el bombillo después de su uso?

Los ciudadanos deben retirar el bombillo ahorrador quemado, manipulándolo por el sócate o base, para evitar que se quiebre. Se debe guardar en la caja donde se adquieren (Deben conservar la caja original), o en su defecto, envolverlos con papel o en un material que los proteja y evite que se quiebren. Si los usuarios y usuarias poseen varios bombillos ahorradores quemados es importante desecharlos correctamente, y recordar que se deben colocar en cajas de mayor tamaño, es por eso que deben guardar la caja donde vienen.

Una vez embalados correctamente deben llevarlos a las Oficinas de Atención al Usuario de Corpoelec o a algunos de los puntos definidos por la Misión Revolución Energética, habilitados para tal fin.

Beneficios del Bombillo Ahorrador

Consume 80% menos electricidad que el bombillo incandescente, reduce los costos en la facturación del servicio eléctrico y reduce la emisión de dióxido de carbono (C02) en la atmósfera.

En la medida que haya un incremento sin control de las emisiones de dióxido de carbono producido en las industrias, el transporte y las combustiones, este gas se acumulará en la atmósfera impidiendo la salida del calor de los rayos solares, produciendo el denominado efecto invernadero.

En torno a un 80%, hay que tener en cuenta que 23 watios de una lámpara de bajo consumo equivalen a 100 watios de una lámpara incandescente. Teniendo en cuenta que el cobro de la factura eléctrica se hace en KW/Hora sólo en esta apreciación ya se estaría dejando de consumir 80Wattios con sólo la decisión de cambiar de fuente de luz.

El otro aspecto de ahorro está dado en la vida útil de los dos productos, mientras el ahorrador dura 6.000 horas, un incandescente normal solo dura 1.000 horas.

El ahorrador brinda opciones de diferentes tonalidades blancas de luz, que van desde el cálido (amarillento) hasta el frío (blanco azulado), pudiendo decorar y crear ambientes.

Aumento del Consumo de Electricidad

Venezuela destaca como el consumidor más grande de América Latina, aunque se ubica en el tercer lugar de generación de energía eléctrica, según cifras del Organismo Internacional del Sector Energético de América Latina. En términos de tasa, Venezuela es el país suramericano que más generación tiene por habitante así como el mayor consumo residencial.

El consumo de electricidad en Venezuela creció en 10 años en 4,5 por ciento anual. Aunque en 2006 redujo su crecimiento debido al plan de los bombillos ahorradores, el poder adquisitivo aumentó, lo que trajo consigo mayor poder de compra y adquisición de más artefactos eléctricos, esto evidencia que la población utiliza los ingresos para mejorar su calidad de vida.

¿Cómo ahorrar energía?

Aire acondicionado: Regula el termostato a una temperatura intermedia. (consumo promedio mensual 720 KWt al mes).

En los espacios con aire acondicionado se recomienda mantener ventanas y puertas cerradas, para evitar escapes innecesarios.
Al momento de comprar un aire acondicionado exija un índice de eficiencia energética, mayor a 9000 BTU/W-h en el equipo.
Se recomienda ajustar los equipos de aire acondicionado a una temperatura confort entre 23°C y 25°C. Por cada grado menos, el equipo consume 5% más energía.
Secador de Cabello: Elimina la mayor cantidad de humedad del cabello antes de iniciar el secado. (Consumo promedio mensual 120 kWh al mes)

Plancha: Acumula la mayor cantidad de ropa para plancharla en una sola sesión. (Consumo promedio mensual 32 kWh al mes).

Si tu cocina es eléctrica descongela los alimentos antes de cocinarlos.

Iluminación:

Se recomienda pintar paredes, techos y columnas de colores claros, debido a que la luz se refleja mejor en ellas.
En áreas cercanas a ventanas se recomienda aprovechar al máximo la luz natural. Evitar el encendido innecesario de algunas lámparas.
Limpiar las lámparas y ventanas, así mejorará la calidad de iluminación y se ahorrará energía.
Procurar apagar las luces de habitaciones, cuando no se estén usando.
Refrigeración:

Se recomienda efectuar el mantenimiento preventivo y correctivo de los equipos de refrigeración, vigilando el buen estado de aislamientos, sellos, motocompresores y la limpieza de los intercambiadores de calor.
De existir equipos con más de 15 años en funcionamiento, se recomienda su sustitución por nuevos de alta eficiencia.
No introduzca comida caliente en la nevera o en el congelador para enfriarla, su equipo consumirá una mayor cuota de energía y disminuirá su vida útil.
Revise que el equipo esté nivelado, ya que si su base o el piso están desnivelados la empacadura o goma de la puerta, sellará mal y dejará entrar el aire caliente, perdiendo energía y deteriorando los alimentos.
Computadoras e impresoras:

Apague las computadoras e impresoras cuando termine de utilizarlas. Igualmente, desenchufe reguladores de voltaje. Aunque algunos equipos tienen función de "descanso" consumen energía eléctrica y son conocidos como "vampiros de energía".
Promueva el apagado de monitores en ausencias mayores a 15 minutos.
Si desea imprimir un documento para revisión utilice la impresión en modo "borrador" e imprima a doble cara o en hojas que tengan una página libre. Así disminuirá el uso del papel y el consumo energético del equipo.
Lavadora de ropa:

Reúna suficiente ropa sucia para llenar la lavadora hasta su capacidad máxima permisible, si coloca menos carga, gastará más agua y electricidad. Si excede la carga permitida, ésta quedará mal lavada y se puede forzar el motor hasta estropear la lavadora.
Coloque la cantidad indispensable de detergente, ya que el exceso del mismo genera mucha espuma y provoca que el motor trabaje más de lo necesario.
Limpie periódicamente los filtros de la lavadora, para garantizar un menor consumo de energía.


Fuente: Prensa CORPOELEC